CINE-1997 (NE) (es) Classificació internacional normalitzada d'educació (classificació de programes per nivells educatius). Presentació Metodologia 

Organisme responsable
Àmbit d'aplicació
Referència normativa
Any d'entrada en vigor
Idioma
Organització de les Nacions Unides per a l'Educació, la Ciència i la Cultura
Mundial
Aprovada per la 29a Conferència General de la UNESCO
1997
Espanyol

[2] Campo y aplicación de la CINE-97

La CINE-97 tiene por objeto servir de instrumento adecuado para la recogida, la compilación, el tratamiento y la presentación de indicadores comparables y estadísticas de educación tanto dentro de un país como en el ámbito internacional. Presenta conceptos, definiciones y clasificaciones normalizados. La CINE-97 abarca todas las posibilidades organizadas y continuadas de aprendizaje que se brindan a niños, jóvenes y adultos, incluidos quienes tienen necesidades especiales de educación, independientemente de la institución o entidad que las imparta o de la forma de hacerlo.

La CINE-97 es un sistema polivalente, destinado al análisis de las políticas educativas y la toma de decisiones, sean cuales fueren la estructura del sistema educativo nacional y la fase de desarrollo económico del país. Puede utilizarse para estadísticas de muchos aspectos de la educación, por ejemplo, matrícula escolar, recursos humanos o financieros invertidos, o nivel educativo de la población. En consecuencia, los conceptos y definiciones básicos de la CINE-97 se han concebido de modo que sean universalmente válidos e independientes de las circunstancias particulares de un sistema educativo nacional. Sin embargo, un sistema general debe comprender definiciones e instrucciones que abarquen toda la gama de los sistemas educativos.

La versión original de la CINE clasificaba los programas educativos por contenido según dos criterios principales: grados (o niveles) y sectores de educación. En la taxonomía revisada se mantienen esos dos criterios, conocidos como variables de clasificación múltiple. Debido a la experiencia obtenida durante los últimos dos decenios en la aplicación de la versión original de la CINE en la mayoría de los países, se clarificaron y precisaron las reglas y criterios para asignar un programa a un nivel de estudios, al mismo tiempo que se elaboraron los sectores de educación.

La información tratada según la CINE-97 se puede utilizar para elaborar estadísticas sobre muchos aspectos diferentes de la educación, de interés para las autoridades y demás usuarios. Si bien la CINE-97 se puede utilizar más fácilmente para recoger los datos sobre matrícula, cabe destacar que es una clasificación de los programas de estudio y no trata de la circulación de estudiantes a través del sistema educativo. Por lo que atañe a la recogida de datos sobre los niveles de educación alcanzados por la población (nivel de formación), es preciso llevar a cabo una adaptación de la CINE-97.

Campo y aplicación de la CINE-97

2.1 Alcance de la CINE-97

La CINE-97 no pretende proporcionar una definición nueva o exhaustiva de lo que es la educación, y menos aún imponer a escala internacional un concepto normalizado de su filosofía, objetivos y contenidos, o reflejar sus aspectos culturales o ideológicos. En efecto, cualquiera que sea el país que se tome en consideración, la interacción de las tradiciones culturales, las costumbres locales y las condiciones socioeconómicas dará como resultado un concepto de la educación exclusivo de dicho país en múltiples aspectos, y cualquier intento de imponer una definición común daría resultados poco satisfactorios. Sin embargo, para los propósitos de la CINE-97 es necesario puntualizar el alcance y la extensión de las actividades educativas que abarca la clasificación.

A los efectos de la CINE-97, el término educación se toma en la acepción que comprende todas las actividades voluntarias y sistemáticas destinadas a satisfacer necesidades de aprendizaje, incluyendo lo que en algunos países se denomina actividades culturales o de formación. Cualquiera que fuere la denominación que se adopte, la educación supone en este caso una comunicación organizada y continuada, destinada a suscitar el aprendizaje. A continuación se especifica el sentido en que han de entenderse los términos clave de esta formulación.

Comunicación: relación entre dos o más personas, que supone la transmisión de información (mensajes, ideas, conocimientos, estrategias, etc.). La comunicación puede ser verbal o no verbal, presencial o a distancia, y suponer una gran variedad de canales y medios de difusión.

Aprendizaje: cualquier mejora del comportamiento, la información, los conocimientos, la comprensión, las actitudes, los valores o las capacidades.

Organizada: prevista en un plan o secuencia con objetivos explícitos o implícitos. Esto supone la existencia de un proveedor (una o varias personas, o un organismo) que establece el marco del aprendizaje y un método de enseñanza mediante el cual se organiza la comunicación. El método consiste tradicionalmente en la presencia de una persona dedicada a comunicar o difundir conocimientos y capacidades con miras a producir el aprendizaje, pero también puede ser indirecto/inanimado, por ejemplo, un programa informático, una película, una cinta magnetofónica, etc.

Continuada: esto significa que la experiencia de aprendizaje se caracteriza por la duración y la continuidad. No se determina una duración mínima.

La CINE-97 abarca tanto la educación inicial de los primeros años, antes de que la persona entre en el mundo del trabajo, como la formación a lo largo de toda la vida. En consecuencia, a efectos de la CINE-97, la educación incluye una gama de programas y tipos de educación que se designan en el contexto nacional, por ejemplo, educación ordinaria, educación de adultos, educación formal, educación no formal, educación inicial, formación permanente, educación a distancia, educación a lo largo de toda la vida, educación a tiempo parcial, sistemas duales, aprendizaje de oficios, educación técnica y profesional, capacitación y educación de niños con necesidades especiales.

De esto se desprende que en la acepción de la CINE-97 la educación excluye la comunicación que no ha sido diseñada para producir un aprendizaje. Excluye además diversas formas de aprendizaje que no están organizadas. Así, si bien toda educación supone un aprendizaje, muchas formas de aprendizaje no se consideran educación. Por ejemplo, se excluye el aprendizaje imprevisto o fortuito que se produce como consecuencia de otra actividad, como algo que cristaliza durante una reunión, ya que este aprendizaje no está organizado, es decir, no es el resultado de una acción planificada.

2.2 Funcionamiento de la CINE-97

La CINE-97 constituye un marco integrado y coherente para la recogida de datos estadísticos comparables sobre educación y difundirlos en el plano internacional. Consta de dos componentes:

* un marco estadístico para la descripción estadística general de los sistemas nacionales de educación según un conjunto de variables que son de interés esencial para las políticas relativas a la comparación internacional de la educación.
* una metodología que traduce los programas educativos nacionales a un conjunto internacionalmente comparable de categorías respecto de los niveles de educación y los sectores de educación.

La aplicación de la CINE-97 facilita la transformación de estadísticas nacionales detalladas de participantes, proveedores y patrocinadores de la educación, compiladas y tratadas tomando como base los conceptos y definiciones nacionales, en categorías que son internacionalmente comparables y se pueden interpretar de manera que tengan sentido.

La CINE-97 se basa en tres componentes:

a) conceptos y definiciones aceptados internacionalmente

b) sistemas de clasificación

c) un proceso bien definido de aplicación

Ciertas especificaciones generales y operativas detalladas son parte integrante de la CINE-97, es decir, inseparables de la taxonomía básica. El mismo principio vale para el proceso de aplicación en el que se facilitan las instrucciones específicas y operativas sin las cuales ningún país, por decidida que sea su voluntad de facilitar una comparación internacional, estaría en condiciones de determinar si su método de asignar un programa a una categoría internacional es comparable con el de otros países.

2.3 El concepto de "programa educativo" en la CINE-97

La unidad básica de clasificación de la CINE-97 es el programa educativo. Tomando como base su contenido, por programa educativo se entiende un conjunto o secuencia de actividades educativas organizadas para lograr un objetivo predeterminado, es decir, un conjunto específico de tareas educativas. Un objetivo puede ser, por ejemplo, la preparación para estudios más avanzados, la calificación para un oficio o conjunto de oficios, o bien sencillamente el aumento de conocimientos y de comprensión.

El logro de un objetivo predeterminado suele suponer un conjunto de experiencias estructuradas de aprendizaje, al término de las cuales se otorga a veces un certificado formal u otro tipo de reconocimiento. Si bien comprenden clases y otras experiencias de aprendizaje, los programas educativos no suelen ser simplemente la suma de sus componentes, puesto que en principio están organizados. En muchos casos, aunque no siempre, es necesario que una institución u otro proveedor reconozca la existencia de ese programa y certifique que se ha cursado.

El término "actividad educativa" tiene un significado más amplio que "curso o combinación de cursos", lo cual es importante porque la educación en un nivel determinado abarca no sólo cursos organizados en programas, sino también cursos autónomos y además una gran variedad de actividades de otro tipo. A veces los programas comprenden componentes importantes que no suelen denominarse cursos, por ejemplo, periodos de trabajo en empresas, proyectos de investigación y preparación de exposiciones.

Cabe señalar que no todos los cursos forman parte de los programas de educación ordinaria. Por ejemplo, muchos participantes en formación permanente y educación de adultos y en formación en empresas toman cursos particulares para adquirir un tipo específico de destreza.

Hay que precisar que la CINE-97 tiene limitaciones naturales para la clasificación y evaluación directa de las competencias y calificaciones de los participantes en actividades educativas, ya que no hay ninguna relación estrecha y universal entre los programas que cursa un participante y el nivel educativo real. Los programas educativos en que una persona ha participado o que ha aprobado son en el mejor de los casos una primera aproximación a las destrezas y competencias que ha adquirido. Por otra parte, es muy difícil que una taxonomía basada en programas abarque las actividades educativas que no están organizadas en forma de programas de educación ordinaria.

La taxonomía de los niveles de educación basada en programas tiene otra importante limitación. Aunque se puede suponer que las actividades educativas se traducirán en el mejoramiento de las destrezas y competencias de la persona, de modo que su trayectoria a lo largo del sistema educativo se puede entender como un incremento ordenado de los logros educativos, con frecuencia los programas correspondientes sólo pueden ordenarse hasta cierto punto: las personas pueden disponer su trayectoria educativa de múltiples maneras, para lo cual los sistemas educativos brindan múltiples posibilidades, secuencias opcionales de programas y disposiciones para ofrecer una "segunda oportunidad". Asimismo han aumentado los movimientos "horizontales" a través del sistema educativo, gracias a lo cual un participante puede ampliar su educación ascendiendo sólo parcialmente en el "nivel". Por consiguiente, cada vez se hace más difícil clasificar el programa mismo en un nivel específico de educación. Una taxonomía basada en programas deja necesariamente de lado parte de la información sobre la trayectoria que los participantes siguen en el sistema educativo. Así, la jerarquía de los programas educativos sólo puede reflejar la realidad del sistema en forma limitada.

2.4 Aplicación de la CINE-97 a los programas de educación no ordinaria

Algunas actividades educativas no se pueden describir fácilmente como programa educativo en el sentido expuesto, aunque sea claro que suponen una comunicación organizada y continuada, destinada a lograr un aprendizaje, de modo que en principio pertenecen al ámbito de la CINE-97. Valga como ejemplo la primera educación del niño en la familia.

En el marco de la CINE-97, el universo de la educación abarca, además de la educación ordinaria, la educación de adultos y la educación de niños con necesidades especiales. El contenido de los programas de los dos últimos subgrupos se suele ajustar para atender a necesidades específicas.

En cuanto a otros tipos de actividades educativas, se pueden definir como programas educativos en el sentido especificado más arriba, pero es muy difícil identificar a los participantes. Un ejemplo podría ser un programa educativo difundido por radio o televisión. En otros casos los programas educativos pueden tener características especiales que no corresponden a los criterios usuales adoptados por la CINE-97 para clasificar los programas, pero entran, sin embargo, en el ámbito de la CINE-97. Por ejemplo, un curso impartido por Internet puede tener contenidos y objetivos similares a los de un programa de educación ordinaria.

Todas esas actividades educativas se deberán clasificar tomando como base su equivalencia con el contenido de los programas ordinarios. En otras palabras, se deberán clasificar junto con los programas ordinarios los que sean más similares respecto de los criterios adoptados. Por ejemplo, si la educación de la primera infancia dentro de la familia cumple los criterios de contenidos del nivel 0 Enseñanza preescolar de la CINE-97, se deberá clasificar en consecuencia. En algunos casos la calificación o certificación otorgada cuando se ha cursado con éxito un programa puede coadyuvar a clasificar una actividad educativa. Por ejemplo, el nivel de contenido de un programa de educación a distancia se puede clasificar tomando como base el tipo de calificación que se otorga al concluirlo con éxito.

2.5 Conceptos

* Curso
Se entiende por curso en este contexto una serie planificada de experiencias de aprendizaje en un campo específico de asignaturas o destrezas, ofrecidas por un organismo patrocinador y efectuadas por uno o más estudiantes.

* Educación formal (o educación inicial o educación ordinaria escolar y universitaria)
Enseñanza impartida en el sistema de escuelas, facultades, universidades y demás instituciones de educación formal que constituyen una escalera de enseñanza de tiempo completo para niños y jóvenes, que suele comenzar entre los cinco y siete años y continuar hasta los 20 o 25. En algunos países las secciones superiores de esta escalera están constituidas por programas organizados de trabajo a tiempo parcial y participación a tiempo parcial en el sistema ordinario escolar y universitario: estos programas se denominan sistema dual o con términos equivalentes en los respectivos países.

* Educación no formal
Toda actividad educativa organizada y sostenida que no corresponda exactamente a la definición anterior. Por lo tanto, la educación no formal se puede impartir dentro o fuera de un establecimiento docente y está destinada a personas de cualquier edad. Según los distintos contextos nacionales, puede abarcar programas de alfabetización de adultos, educación básica para niños no escolarizados, formación práctica, capacitación laboral y cultura general. Los programas de educación no formal no siguen necesariamente el sistema de escalera y su duración es variable.

* Educación especial
Intervención y apoyo pedagógicos destinados a atender necesidades educativas especiales. Esta última expresión se utilizaba esencialmente para referirse a la educación de niños minusválidos dispensada en escuelas especiales o instituciones distintas y separadas de las del sistema de enseñanza escolar y universitaria ordinaria. Hoy en día, en numerosos países, una proporción importante de niños minusválidos es de hecho educada en instituciones del sistema ordinario. Además, el concepto de niños con necesidades educativas especiales es más amplio que el de los niños que pueden incluirse en las distintas categorías de minusválidos y abarca a los que están en situación de fracaso escolar por una serie de otros motivos que pueden entorpecer el desarrollo óptimo de un niño. El que se necesite o no un apoyo suplementario para este grupo de niños, cuya definición es más amplia, depende de la medida en que las escuelas necesiten adaptar sus programas de estudio, su enseñanza y su organización, o proporcionar recursos humanos o materiales suplementarios para suscitar un aprendizaje eficiente y eficaz para esos alumnos.

* Educación de adultos (o educación continua o recurrente)
El conjunto de todos los procesos educativos organizados, cualesquiera sean su contenido, nivel y método, formales o no formales, independientemente de sí prolongan o sustituyen la educación inicial en escuelas, facultades y universidades o en el aprendizaje de un oficio, gracias a los cuales personas consideradas adultas por la sociedad a que pertenecen mejoran su calificación técnica o profesional, perfeccionan sus destrezas y enriquecen sus conocimientos con objeto de:

- completar un nivel de educación formal
- adquirir conocimientos y destrezas en un nuevo sector
- actualizar los conocimientos en un sector específico.

Índex


Tema[1] Introducción

Tema[2] Campo y aplicación de la CINE-97

Sou aquí: