Saltar al contenido principal

Memoria 2018

Esta memoria está pendiente de aprobación por la Junta de Gobierno.

Como es habitual, recogemos aquí las grandes líneas de actuación del Idescat a lo largo del 2018. Si del 2017 decíamos que había sido un año convulso en nuestro país, no podemos en absoluto decir que en el 2018 se haya recuperado la normalidad. No me corresponde recoger los incidentes políticos más o menos disfrazados de judiciales por donde hemos pasado, sobre todo porque puedo afirmar que no han alterado sustancialmente la tarea básica del Idescat, especialmente por la gran profesionalidad de los miembros del equipo. Pero tampoco puedo negar que la falta de normalidad ha impedido que, en algunos aspectos, el Instituto pudiera dar el salto adelante que sería deseable para el país.

En este segundo año del Plan estadístico de Cataluña 2017–2020, hemos seguido desplegando los objetivos que el Parlamento nos marcó en dicho Plan. La profundización y extensión de la información estadística disponible se ha concretado en todas las actuaciones recogidas en las páginas que siguen, si bien puedo destacar, por el esfuerzo de coordinación entre administraciones que representa, la Encuesta de condiciones de vida.

Como tarea de profundidad que sólo indirectamente se vuelve visible, hay que remarcar la construcción de los registros estadísticos de población y de territorio, y el trabajo en las bases de datos para permitir mejor difusión de la información.

Para incrementar la utilización de la información administrativa con finalidades estadísticas, se ha trabajado en la elaboración de un reglamento que esperamos ver aprobado durante los primeros meses del 2019. También se ha trabajado en otro reglamento, sobre el acceso de los investigadores a la información estadística para facilitar la investigación científica, con la finalidad de analizar y mejorar las políticas públicas y el bienestar general. Finalmente, se han invertido esfuerzos para mejorar la coordinación del Sistema estadístico de Cataluña, pero al ser un trabajo de orden interno los resultados son todavía poco visibles.

La producción y difusión estadística está cambiando, en nuestra casa y en nuestro entorno, en un aspecto, principalmente: si en el pasado cada actuación estadística tenía una única fuente de información (fuera una encuesta o un registro administrativo), ahora, y cada vez más, producir cualquier resultado estadístico de interés requiere el uso simultáneo e integrado de varias fuentes.

Eso comporta modificar sustancialmente la reglamentación del uso de la información en la producción estadística, dando un papel central en el gobierno de la información para regular qué fuentes de información se pueden o se deben utilizar, quién tiene los derechos de acceso y uso, cómo se puede inducir a los propietarios de la información (sean públicos o privados) a permitir el uso estadístico y con qué garantías o retornos se puede hacer. Vaya por delante, por supuesto, la protección de la privacidad, la confidencialidad y el secreto estadístico, en el marco de la nueva regulación de la protección de los datos personales.

Estos problemas de gobernanza y regulación nos han ocupado durante el 2018 y se tienen que ver reflejados en toda la actuación y reglamentación futura del Sistema estadístico de Cataluña.

Os invito a repasar la actividad desplegada por el Idescat en el 2018, conducida por un equipo de profesionales de gran nivel y con un equipo directivo al cual debo el reconocimiento por la tarea desarrollada con tanto éxito.

Fotografía del director del Idescat
Frederic Udina
Director