Movimientos migratorios (MM). 2016

15.09.2017

En el año 2016 se registraron 230.171 cambios de residencia entre municipios de Cataluña con una disminución del 5,8% respecto al año 2015, según la Estadística de movimentos migratorios. El 56,5% de estos cambios fueron intercomarcales y dieron como resultado un saldo migratorio de signo positivo en 23 comarcas y Aran. El saldo migratorio total de Cataluña fue de 49.122 entradas netas, como resultado de la aportación de la migración con el resto de España (3.889) y la migración con el extranjero (45.233).

Las comarcas que presentaban mayor capacidad de atracción de los movimientos migratorios procedentes de municipios de otras comarcas son El Maresme, con 2.037 movimientos, seguida de El Vallès Occidental (1.206), El Baix Llobregat (1.125) y El Vallès Oriental (1.106). Por otra parte, de las 18 comarcas que registraban saldos negativos, El Barcelonès destaca por presentar el mayor saldo de este signo de las migraciones intercomarcales, con una pérdida de 7.627 salidas netas en el resto de Cataluña.

El saldo migratorio neto del conjunto de Cataluña con el resto de España fue de signo positivo en 2016. El balance resultante entre inmigraciones (51.192) y emigraciones (47.303) supuso una entrada neta de 3.889 residentes provenientes del resto de España, que representa un 23,8% menos que en 2015. La aportación de la población extranjera fue del 53,4%. Los intercambios migratorios con el resto de España resultaron de signo positivo en 32 comarcas y Aran. El Barcelonès fue el centro de atracción de las migraciones desde el resto de España con un saldo de 2.101 movimientos. En el resto de comarcas, los saldos fueron menos significativos. De las 9 comarcas con saldo negativo, El Maresme es la que tenía una diferencia mayor entre inmigraciones y emigraciones (−101).

En cuanto a los flujos migratorios con el extranjero, el año 2016 en el conjunto de Cataluña se registraron 128.474 inmigraciones procedentes del extranjero, lo que representa un incremento del 12,7% en relación a un año atrás. Por otra parte, se contabilizaron 83.241 emigraciones, un 10,5% menos que en el año 2015. El saldo neto resultante fue de 45.233 movimientos. Los intercambios migratorios con el extranjero resultaron de signo positivo en 35 comarcas. El saldo más elevado lo registró El Barcelonès (30.573), seguido de El Vallès Occidental (3.720) y El Baix Llobregat (2.655). Entre las comarcas con saldos negativos destacó El Baix Camp (−656) seguida de El Baix Ebre (−306).

En el año 2016 el saldo migratorio total fue positivo para 32 comarcas y Aran. Cabe destacar que no había tantas comarcas con saldo migratorio positivo desde el año 2008.

La Estadística de movimientos migratorios, iniciada en 1988 y de periodicidad anual, recoge las cifras municipales de la migración según su procedencia o destino y tiene como objetivo recopilar anualmente los flujos de migraciones de las comarcas y municipios de Cataluña. Las estadísticas de variaciones residenciales de Cataluña se elaboran a partir de las altas y bajas padronales por cambio de residencia que los ayuntamientos envían al Instituto Nacional de Estadística (INE) , con periodicidad mensual. El Idescat publica por primera vez la matriz origen-destino de las migraciones comarcales, que puede consultar en Migraciones dentro de Cataluña. Por comarca de procedencia y de destino

Estadísticas

Datos básicos

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn
  • Menéame
  • Digg

Comparta esta dirección: https://idescat.cat/es/n2741

Usted está aquí: