Saltar al contenido principal

Investigación y desarrollo. 2018

El gasto en I+D interna llevado a cabo en Cataluña fue de 3.512,7 millones de euros en el año 2018, cifra que incrementa en un 7,2% el gasto del año anterior. Dicho gasto representa el 1,52% del PIB, frente al 1,46% de 2017. Por sectores de ejecución, el 61,1% del gasto correspondía al sector de las empresas (dato que representa un 0,94% del PIB), seguido por el sector de la enseñanza superior, que suponía el 20,9% del gasto en I+D (un 0,32% del PIB). El sector de la Administración pública realizó el 17,6% del gasto (un 0,27% del PIB), mientras que el sector de las instituciones privadas sin fines de lucro (IPSFL) representó el 0,5% restante.

Los fondos de financiación del gasto de I+D interna realizado en Cataluña provenían, principalmente, del sector de las empresas (un 59,6%) y de la Administración pública (29,0%). El 6,8% del gasto se financiaba con fondos procedentes del resto del mundo, el 3,6% tenía su origen en el sector de la enseñanza superior y el 1,0% restante provenía de las IPSFL. Por sectores de ejecución, los fondos para financiar el gasto en I+D interna de las administraciones públicas y del sector de la enseñanza superior procedían mayoritariamente de la Administración pública, un 70,1% y un 66,8%, respectivamente. En el sector de las empresas, la financiación del gasto en I+D interna tenía su origen prácticamente en el propio sector empresarial (92,0%), mientras que la financiación de las IPSFL estaba muy diversificada.

En cuanto al personal ocupado, las actividades de I+D interna realizada en Cataluña ocuparon un total de 51.830,4 personas en equivalencia a jornada completa (EJC), cifra un 6,8% superior a la de 2017. Por ocupación, 30.391,0 de estos ocupados eran investigadores (el 59,6% del total), 16.173,2 eran técnicos y los 5.266,2 restantes eran personal auxiliar ocupado en actividades de I+D interna. El 40,5% del total del personal en EJC destinado a estas actividades de I+D eran mujeres, y la cuota de mujeres entre el personal investigador era del 38,2%. Por sectores de ejecución, los porcentajes más elevados de participación femenina correspondían al sector de la Administración pública y a las IPSFL, con un 53,3% y un 54,1%, respectivamente. En los sectores de la enseñanza superior y de las empresas, este porcentaje era del 45,6% y del 32,7%, respectivamente.