Saltar al contenido principal

Estadística sobre innovación en las empresas. 2018

El número de empresas con sede en Cataluña de 10 ocupados o más que tuvieron gasto en actividades innovadoras en el 2018 fue de 5.278 y el gasto realizado en estas actividades fue de 4.419,7 millones de euros. Si se contabiliza el gasto en innovación realizado en Cataluña por todas las empresas, con independencia de donde se ubica su sede social, esta cifra llegó a 4.958,2 millones de euros.

Por tipo de actividad innovadora, el 41,07% del gasto realizado en Cataluña correspondía a actividades de I+D interna, el 18,99% a adquisición de I+D (I+D externa) y el 41,1% restante se destinaba a otras actividades innovadoras (excluyendo la I+D), como la adquisición de equipos de maquinaria, el diseño de productos o la formación y el desarrollo personal destinados a innovaciones distintas de I+D.

Con respecto a la intensidad de innovación, el porcentaje que representaba el gasto en actividades innovadoras sobre la cifra de negocios fue del 2,92%, en las empresas de 10 ocupados o más con sede en Cataluña que tenían gasto en innovación.

En los últimos 3 años (periodo 2016-2018), 6.767 empresas de 10 ocupados o más con sede en Cataluña llevaron a cabo innovación, cifra que representaba un 22,28% del total de empresas. En el mismo periodo, el 11,98% del total de empresas (3.638 empresas) hicieron innovaciones de producto (introduciendo bienes o servicios nuevos, o mejorados significativamente) y un 19,52% (5.929 empresas) hicieron innovaciones de procesos de negocio (implementando algún proceso de negocio nuevo o mejorado para unas o más funciones de negocio que difería significativamente del anterior).

La fuente primaria de información es la Encuesta sobre innovación en las empresas, de carácter anual, llevada a cabo por el INE y el Idescat, mediante un convenio de colaboración. En la edición de la Encuesta de 2018, se ha producido una ruptura de la serie temporal, con motivo del cambio metodológico producido por la nueva versión del Manual de Oslo que se ha utilizado.

El Manual de Oslo (2018) introduce cambios en la definición de la actividad innovadora y, en consecuencia, en la definición de la empresa que realiza innovación y del gasto en estas actividades. De este modo, define la innovación como la introducción en el mercado de un producto (bien o servicio) o la implementación en la empresa de un proceso de negocio (métodos en la fabricación, logísticos o de distribución, procesamiento de información o comunicación, de procesos organizativos o de contabilidad, de gestión de recursos humanos o de métodos de marketing) nuevo o mejorado, que difiere significativamente de los productos o procesos de negocio previos de la empresa. En cambio, en ediciones anteriores se consideraba una empresa innovadora aquella que realizaba innovaciones tecnológicas de productos (bienes o servicios) o de proceso (métodos de fabricación, logísticos o distribución o de apoyo a los procesos) o innovaciones no tecnológicas (organizativas o de comercialización). La incorporación de este cambio metodológico hace que los datos de 2018 no sean comparables con los publicados en años anteriores.