Saltar al contenido principal

Cuentas económicas anuales de Cataluña. 2020. Avance del PIB

El producto interior bruto de Cataluña registró una reducción de un −11,4% en 2020, según la estimación avanzada. La evolución económica de 2020 estuvo condicionada por la evolución del covid-19 y sus efectos sobre la movilidad y la actividad.

Por sectores, destacó la reducción de la actividad de la construcción (−15,5%) y, especialmente, la de los servicios (−11,6%) por su importante peso en la economía catalana. Dentro de los servicios, las ramas relacionadas con el turismo y la movilidad (hostelería, transportes, agencias de viajes, actividades artísticas y culturales) registraron importantes reducciones de actividad respecto al año anterior. Las ramas relacionadas con la informática, telecomunicaciones, servicios de limpieza se mantuvieron bastante estables; en cambio, las ramas ligadas a las administraciones públicas incrementaron su aportación. La industria registró una disminución del 9,0%. La situación derivada de la pandemia provocó efectos diferentes en las ramas industriales: la industria de alimentación y la química mantuvieron un notable grado de actividad y, en cambio, la fabricación de vehículos a motor redujo bastante su producción. Finalmente, el sector agrario disminuyó un 2,4%.

El Avance del PIB anual incorpora una primera estimación del PIB calculada a partir de la agregación de los cuatro trimestres del Avance del PIB trimestral y se difunde en el Indicador anual. Producto interior bruto. Oferta. Esta estimación provisional se actualizará en fecha 19 de marzo cuando se publiquen las Cuentas económicas anuales de Cataluña.

Las series de la Contabilidad trimestral de Cataluña, en coherencia con las Cuentas económicas anuales, han sido actualizadas en marzo del 2020, de acuerdo con la Revisión estadística 2019, siguiendo las recomendaciones internacionales de ámbito europeo. Esta revisión estadística, que sustituye la anterior Base 2010, ha sido impulsada por Eurostat y el Banco Central Europeo y obedece a la necesidad de actualizar periódicamente las fuentes y los métodos de estimación utilizados en la compilación de las cuentas nacionales para garantizar la oportunidad, precisión y puntualidad.