Saltar al contenido principal

Encuesta sobre equipamiento y uso de TIC en los hogares. 2021

El 59,7% de la población de 16 a 74 años de Cataluña ha comprado a través de Internet en los últimos 3 meses en 2021, lo que representa una disminución de 0,5 puntos respecto a un año atrás (60,2%) y 7,7 puntos más que en el año 2019 (52,0%), año anterior al covid-19. Por franjas de edad, más del 65% de las personas de los grupos de edad más jóvenes (hasta los 54 años) han adquirido bienes o servicios a través de la red en este período: un 67,9% las personas de 16 a 24 años; un 68,6% las de 25 a 34 años; un 69,9% las de 34 a 44 años y un 67,1% las de 44 a 54 años.

En cuanto al uso de Internet, el 96,2% de las personas de 16 a 74 años lo han utilizado en los 3 meses anteriores a la realización de la encuesta y el 95,1% lo han utilizado de forma habitual, al menos una vez por semana. Estos datos suponen un aumento respecto al año 2020 de 0,5 y 1,1 puntos respectivamente.

Respecto a los dispositivos utilizados para conectarse a Internet, el 100,0% de los usuarios de Internet en los últimos 3 meses han utilizado el teléfono móvil, el 60,7% el ordenador portátil, el 40,0% la tableta y el 39,0% el ordenador de escritorio.

El 24,3% de las personas empleadas han teletrabajado durante 2021. El 14,9% no lo han hecho, aunque su trabajo les permitía hacerlo, y el 61,7% no han teletrabajado porque su trabajo no se lo permitía. De las personas que podían teletrabajar pero no lo han hecho, el principal motivo es que preferían el trabajo presencial (56,2%), seguido de la no voluntad de la empresa por implantarlo (31,7%).

El porcentaje de niños de 10 a 15 años que han utilizado Internet en los últimos 3 meses se ha incrementado en 3,6 puntos, al pasar del 95,6% en 2020 al 99,2% de este año.

El 97,8% de los niños de 6 a 15 años vivían en hogares con los medios necesarios para asistir a clases por Internet impartidas por los profesores habituales. El 59,7 han asistido a clases en línea, mientras que el 37,0% no han asistido porque no era obligatorio en su centro, aunque el hogar disponía de los medios.

En cuanto al equipamiento de los hogares, el 87,8% disponían de algún tipo de ordenador y el 96,9% tenían acceso a Internet de banda ancha. El 59,0% de las viviendas de Cataluña disponían de tableta táctil y el 99,3% de teléfono móvil.