Código de buenas prácticas de las estadísticas europeas

El Código de buenas prácticas de las estadísticas europeas fue adoptado por el Comité del Sistema estadístico europeo en febrero del año 2005, y promulgado en la Recomendación de la Comisión COM (2005) 217 sobre la independencia, integridad y responsabilidad de las autoridades estadísticas nacionales y comunitarias. Posteriormente, el Comité del Sistema estadístico europeo revisó el Código a finales de septiembre del 2011. Se basa en 15 principios sobre el entorno institucional, los procesos estadísticos y la producción de resultados, a partir de los cuales se establecen un conjunto de indicadores para evaluar su adopción efectiva.

Su objetivo es garantizar que las estadísticas producidas dentro del Sistema estadístico europeo no sólo sean pertinentes, oportunas y necesarias, sino también que satisfagan los principios de independencia profesional, imparcialidad y objetividad.

La legislación estadística catalana se ha hecho resonancia de ello a partir de la actual Ley del Plan estadístico de Cataluña 2011–2014, con el compromiso explícito de optimizar la relación coste-eficacia de las actuaciones estadísticas, la adecuación de los recursos y la accesibilidad y claridad en la difusión estadística.