Memoria 2014

El año 2014 ha sido también un año intenso de cambios y de actividad en el Idescat, como no podía ser de otro modo en una institución viva y formada por mucha gente que le dedica su energía con compromiso y generosidad.

En el mes de febrero, el Gobierno de la Generalidad aprobó un nuevo decreto de organización y funcionamiento que facilita los cambios necesarios para adaptar el Instituto a las nuevas necesidades que aparecen en el mundo siempre cambiante de la información estadística.

Tal como se ha explicado y razonado en varias ocasiones, el mundo de los datos está sometido en las últimas décadas —especialmente en las primeras del siglo XXI— a un conjunto de cambios tecnológicos, metodológicos y económicos que condicionan también la existencia, el sentido y la forma de trabajar de los institutos de estadística oficial. La manera tradicional de conseguir información a través de encuestas a las personas y las empresas ha quedado relegada a un segundo plano debido a la mayor complejidad de la sociedad, por un lado, y de la rápida variabilidad de las condiciones sociales y económicas, por el otro. Esto ha obligado a los institutos oficiales —también al Idescat— a cambiar los modelos de producción y adaptarlos a las nuevas circunstancias. La disponibilidad de tecnologías, que permiten el tratamiento rápido y masivo de la información estadística, nos ha facilitado la labor, pero nos obliga a adaptar la estructura interna y la organización de las tareas en este nuevo contexto.

Por todo ello, hemos centrado parte de nuestra actividad y recursos en la preparación de los proyectos tecnológicos y metodológicos que guiarán la actividad del Instituto en los próximos años. Un ejemplo es la nueva plataforma tecnológica que llamamos Plataforma Cerdà y que apoya a un nuevo paradigma de producción estadística, en el que la información se utiliza con mucha más eficiencia y sitúa en el centro de dicha producción la información de origen administrativo.

Durante una buena parte del año, los esfuerzos se han empleado —en estrecha colaboración con el resto de organismos del Sistema estadístico de Cataluña— en la discusión y redacción del Plan estadístico de Cataluña 2016–2019, que también está orientado a responder a los retos de cambio que se nos plantean.

Debemos mencionar aquí que el día 11 de diciembre de 2014 el Idescat cumplió 25 años: en ese día del año 1989 el DOGC publicó su decreto de creación. Tal como recoge esta memoria, se llevaron a cabo algunos actos simbólicos, entre los que resalta el que los actuales protagonistas del Instituto compartimos con algunos de los que nos han precedido durante estos 25 años.

Vemos, pues, como el Idescat va avanzando en el cumplimiento de la tarea que tiene encomendada y también pensando, discutiendo, diseñando y construyendo un futuro en el que la información estadística que necesita el país y sus administraciones públicas esté disponible con la máxima eficiencia, con el fin de apoyar el desarrollo social y económico, el buen gobierno y la evaluación de las políticas públicas.

fotografia del director de l'Idescat
Frederic Udina
Director

Usted está aquí: