Memoria 2016

Para la estadística oficial de Cataluña, el año 2016 será, sin duda, el de la aprobación del Plan estadístico 2017–2020 y de las modificaciones sustanciales de la Ley de estadística de Cataluña. Fue el Parlamento de Cataluña quien aprobó estas normas el 22 de diciembre, pero hay que mirar atrás para recordar que ya en 2013 empezamos los trabajos preparatorios que llevaron al Consejo Rector del Sistema Estadístico de Cataluña y al Consejo Catalán de Estadística a aprobar una primera propuesta de la Ley, que el Gobierno remitió al Parlamento (ver el apartado 11.2 de esta memoria).

Creo que la aprobación de dicha Ley es relevante sobre todo porque define claramente los objetivos principales de la actividad estadística oficial y porque otorga al Idescat tanto el derecho a utilizar la información de origen administrativo disponible en la Generalidad de Cataluña, como el deber de proporcionarla para la mejor planificación, ejecución y evaluación de las políticas públicas, así como para la investigación.

La actividad del Instituto a lo largo de 2016 queda muy bien recogida en las páginas siguientes. Sólo nos falta resaltar el buen trabajo realizado por los profesionales que conforman el equipo del Idescat. A pesar de las épocas de recursos menguantes que hemos vivido, han sido capaces de mantener el buen nivel de actividad estadística, a la vez que han hecho importantes innovaciones internas para hacer posible el necesario cambio de paradigma que definen las instituciones internacionales de referencia: uso de múltiples fuentes de información (datos ya disponibles, datos de origen administrativo, datos de otras entidades públicas o privadas de las redes, etc.), organización y uso integrado de la información estadística, obtención de estimaciones vía modelos estadísticos avanzados, reutilización de resultados para otras estadísticas, etc.

Así pues, ahora afrontamos un nuevo período, el del Plan estadístico 2017–2020, en el que, si llegan los recursos imprescindibles, el Instituto podrá dar el salto adelante para situarse en el nivel que necesita un país que ambiciona un estado propio.

fotografia del director de l'Idescat
Frederic Udina
Director

Usted está aquí: