Saltar al contenido principal

Estadísticas de coste laboral. T2/2021

El coste laboral por trabajador y mes es de 2.967,78 euros en Cataluña en el segundo trimestre de 2021, un 16,2% más que en el mismo trimestre de 2020. En cuanto a los sectores específicos, el coste laboral por trabajador y mes en el sector de las TIC es de 4.582,20 euros, un 4,2% más que un año atrás, mientras que el sector de la cultura se sitúa en 3.518,34 euros, con un incremento interanual del 19,5%. El sector del turismo crece un 45,3% respecto al mismo trimestre de 2020 con un coste laboral de 1.866,29 euros por trabajador y mes. Dentro del sector del turismo el coste laboral más alto lo registra el subsector del transporte del turismo (3.575,42 euros). En el sector de la cultura el subsector audiovisual y publicidad es el que anota el coste laboral más alto (3.912,36 euros). Hay que tener en cuenta que las comparaciones interanuales de este trimestre se realizan con el segundo trimestre de 2020, periodo en el que los efectos de la pandemia fueron muy acusados en el ámbito laboral.

El coste salarial por trabajador y mes aumenta un 18,6% en Cataluña y se sitúa en 2.229,06 euros. En el sector de las TIC este coste salarial es de 3.581,12 euros (4,7% de variación interanual), en la cultura es de 2.700,67 euros (+21,8%) y en el turismo es de 1.386,86 euros (+59,3%).

Por hora efectiva, el coste laboral es de 23,38 euros y el coste salarial de 17,56 euros. En los sectores específicos analizados, el sector TIC presenta el coste salarial por hora efectiva más alto (24,02 euros), seguido de la cultura (20,83 euros) y del turismo (13,88 euros).

Finalmente, el número de puestos de trabajo vacantes es de 27.917, un 123,8% más que un año atrás. El sector servicios concentra el 87,8% de las vacantes.

La evolución de las diferentes secciones de actividad refleja el grado de afectación de la situación excepcional derivada de la crisis sanitaria y las medidas aplicadas para su contención. En general, durante el segundo trimestre de 2021 la incidencia de los ERTE ha sido menor en todas las actividades económicas, provocando un aumento de los costes salariales y, en menor medida, de los otros costes, como consecuencia de las exoneraciones en las cotizaciones sociales de los trabajadores que se han reincorporado a la actividad provenientes de un ERTE. Por otra parte, las horas efectivamente trabajadas han aumentado más que los costes en todas las actividades económicas que estaban más afectadas por los ERTE, y el coste por hora trabajada ha disminuido. Los trabajadores acogidos en un ERTE pertenecen a la plantilla de las empresas, pero su remuneración no proviene de los salarios, sino de las prestaciones aportadas directamente por SEPE y, en algunos casos, complementadas por las propias empresas. Además, las cotizaciones sociales a cargo del empleador de estos trabajadores, así como los que se reincorporan a la actividad, tienen exoneraciones.