Saltar al contenido principal

Estimaciones de población estacional. 2020

El Barcelonés ha sido la comarca donde más disminuyó la población estacional en 2020 respecto a 2019 en términos absolutos; pasó de una población estacional de 40.657 personas equivalentes a tiempo completo anual (ETCA) a una población estacional de signo negativo, de −7.749. Le siguen como comarcas con mayores disminuciones El Tarragonès (de 41.536 a 11.393 personas ETCA) y La Selva (de 26.089 a 6.675).

La comarca donde más aumentó la población estacional respecto al año anterior fue El Baix Llobregat, que pasó de −33.254 personas equivalentes a tiempo completo anual a −16.645, un aumento de 16.609 personas ETCA. Le siguen El Vallès Oriental y El Vallès Occidental.

El descenso de la movilidad y del turismo derivados de la pandemia del covid-19 provocó un descenso de la población estacional en los territorios que suelen ser receptores de población estacional por tener más entradas de población no residente, por motivos laborales, de estudios, de residencia o turísticos, que salidas de población residente. Por otra parte, aumentó principalmente en los territorios que habitualmente tienen población estacional de signo negativo (más salidas de población residente que entradas de población no residente).

Por municipios, Barcelona es el municipio donde más disminuyó la población estacional respecto al año anterior, de 91.633 personas ETCA en 2019 a 23.842 personas en 2020, seguido de Salou y Lloret de Mar. Entre los municipios donde más aumentó la población estacional en relación con el año anterior en términos absolutos se encuentran Badalona, Hospitalet de Llobregat y Santa Coloma de Gramenet.

La población estacional por trimestres refleja los diferentes perfiles de población estacional y en 2020 está muy influenciada por el efecto de la pandemia del covid-19. En el segundo trimestre de 2020, durante el cual las restricciones fueron más estrictas debido al estado de alarma, la población estacional de Martorell, municipio con alta movilidad por trabajo, se redujo a la mitad, un 51%. En cambio, la población estacional fue prácticamente nula en otros municipios con distintos perfiles, con reducciones del 97% en Salou, del 96% en Cerdanyola del Vallès y del 92% en Barcelona. En el tercer trimestre, Salou, municipio tradicionalmente con mucha población estacional turística, redujo su población estacional un 77%.